YOGA PRENATAL

QUÉ ES EL YOGA PRENATAL

Yoga Embarazadas

La práctica del Yoga Prenatal durante esta etapa tan especial en la vida, ayuda a la mujer a ser más consciente de estos cambios, a sentirlos, comprenderlos y vivirlos en su plenitud. Las asanas (posturas) modificadas para cada periodo de la gestación facilitan a la mujer la conexión con su cuerpo. Es una ayuda inestimable para soltar tensión física en los músculos y articulaciones, pero también para liberar emociones y ayudar a la futura madre a sentirse libre de inhibiciones.

El momento del día que se elige para practicar yoga es un momento de pausa. Es un momento de conexión única entre la madre y su bebé, sintiendo como su cuerpo cambia día a día. Es sobre todo una oportunidad única para ser absolutamente consciente de la respiración. A través de la exhalación la mujer aprende a utilizar su voz en sonidos de apertura, a expresar y soltar a la vez que mueve el cuerpo.

A través de la respiración la madre conecta con su propio cuerpo pero también con el de su bebé, que se mece rítmicamente con cada ciclo respiratorio.

Una mala postura, una actitud corporal inadecuada, tensión en la parte alta del cuerpo, el estrés, las preocupaciones, comprometen, sin duda, el ritmo natural de la respiración. A través de la practica del Yoga Prenatal se ayuda a reestablecer, sin forzar y siempre de una forma suave, una postura adecuada para que el fluir de la respiración no se vea entorpecido.

La práctica frecuente del yoga durante el embarazo hace consciente a la madre de su cuerpo y la prepara para el día del parto. Ha aprendido a reconocer diferentes partes de su cuerpo: cómo cierta tensión puede liberarse si es consciente de la respiración. Aprende a reconocer su suelo pélvico, esa puerta que el bebé tendrá que atravesar en su camino hacia el exterior. Su cuerpo sabe más.

Los diferentes movimientos que ha realizado durante el embarazo con la práctica del yoga proporcionan memoria corporal para que el día del parto todo se mueva de forma instintiva, sin que tenga que pensar.

 BENEFICIOS DURANTE EL EMBARAZO

 El yoga proporciona a la futura mamá un espacio de calma, de desconexión con los problemas diarios. A su vez, conecta con su futura maternidad y con su bebé, experimentando una profunda unión de amor y paz.

  • Elimina el estrés de la mamá y ayuda a dormir mejor. Está científicamente demostrado que el cortisol traspasa la placenta, y que los bebés de madres estresadas son más propensos a desarrollar problemas tales como hiperactividad y déficit de atención.
  • El Yoga Prenatal prepara a la mujer para el trabajo del parto, mejora la respiración, relajación y circulación. Ayuda a controlar el exceso de peso y los edemas. Alivia las molestias de espalda, lumbalgia, ciática, etc.
  • Fortalece el suelo pélvico y lo prepara para sujetar al bebé, y ayuda en su posterior recuperación
  • La clase se convierte además en un espacio donde compartir alegrías, miedos y preocupaciones con otras futuras mamás.

QUIÉNES PUEDEN PRACTICARLO

Cualquier embarazada a partir de la semana 12/14 puede practicar Yoga Prenatal, no hace falta haber hecho Yoga antes. Los asanas pueden ser practicados por cualquier mujer en estado de gestación, atendiendo a sus necesidades particulares. Tan sólo es necesario que su médico le de el visto bueno, certificando que el embarazo trascurre con normalidad.

Anuncios